El instituto de la Viña y el Vino obtiene en laboratorio vides libres de hongos de la madera

El centro de la Universidad de León, ubicado en Ponferrada, logra eliminar este hongo que produce enfermedades como la yesca, la eutipiosis o el pie negro



 El Instituto de la Viña y el Vino de la Universidad de León (ULE) ha conseguido avances en las afecciones relacionadas con los hongos de la madera, patógenos que afectan a las cepas y a las más veteranas, según infocampo. A través de analíticas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa, un método capaz de producir múltiples copias de un fragmento de ADN y detectar, en tiempo real, la amplificación del genoma de interés) ha analizado la sanidad del material vegetal que recibe y envía la bodega.

Es habitual que, para mejorar la productividad de sus cepas, se reciban de un vivero yemas para injertos en las cepas y se envíen al mismo vivero plantas. En los laboratorios del Instituto de la Viña y el Vino de la Universidad de León ha analizado las cepas dañadas, en las que ha identificado diferentes familias de hongos de la madera, ha establecido factores de riesgo y ha obtenido en el laboratorio vides libres de este patógeno.

Los hongos de la madera producen enfermedades como la yesca, la eutipiosis o el pie negro. Son, además, muy diferentes entre sí: unos atacan las raíces, otros se expanden por el aire, los hay que combinan ambas vías. "Este tipo de patógenos son extremadamente difíciles de tratar: cuando se expresan algunos rasgos de su ataque, como, por ejemplo, que amarilleen las hojas, se puede pensar que la causa es la falta de nutrientes, por ejemplo; en este caso se puede reaccionar aportando más abono a la planta, y esos nutrientes son también útiles para la proliferación del hongo", explica Enrique Garzón director del Instituto.

A la hora de analizar las cepas dañadas, los técnicos del Instituto han estudiado los grandes pagos de la finca, ubicada de Pesquera de Duero (Valladolid), y han determinado las cepas que deben ser arrancadas por ser foco de infección. Según los expertos, no existe otro método fiable que la erradicación de los focos.

Por eso, los científicos del centro leonés, que ha inaugurado sede en Ponferrada en septiembre, han comenzado la búsqueda de alternativas naturales a los tratamientos químicos, muy agresivos. Una de ellas está en la obtención de vides libres de hongos de la madera. Cultivados en laboratorio, donde se reprodujeron las condiciones naturales, las nuevas vides están ya disponibles para su siembra o utilización en investigación.

Ver PDF

Entradas populares de este blog

El gran centro investigador para el sector vinícola

El Instituto del Vino de la ULE desarrolla para Bodegas Vega Sicilia la patente de un protector de heridas de poda

II Jornada sobre el Cultivo del Viñedo y Calidad de la Uva. La tradición frente a la viticultura 4.0